Artículos de Prensa

Escuela popular “Yo si puedo”
 

Alfabetización y primaria para adultos y jóvenes 
 

 

Yo vivo en le bario La Juanita a mi gustaba estudiar pero no pude terminar primaria por que yo tenia que trabajar. De los quince años y sigo trabajando para ayudar a mis hijos. Hoy por hoy estoy contenta nunca pensé volver a estudiar para mi es muy importante.
      Francisca Villca 

A mi me gustaría terminar la primaria y la secundaria para que cuando sea grande me acepten en cualquier trabajo.
      Milton 

Yo pienso que cada vez estoy aprendiendo mas y me doy cuenta que mi vida esta cambiando cada vez mas. Y eso me ayuda a salir de la timidez, hablar mas con la gente a defender mis derechos donde sea necesario. Ahora me siento mucho mas segura en muchas cosas y estoy avanzando y yo creo que me espera un gran futuro.
      Virginia Portillo 

Nunca me imagine que a la edad que tengo me sentiría tan bien buscando historia tratando de aprender matemática, verbos y lectura y ya no tengo vergüenza de hacer tarea de escribir cuentos es lo que mas me gusta y cada día que pasa es un día mas que aprendimos algo nuevo. Es que los maestros con su paciencia nos hacen perder el temor a leer a escribir a tener proyectos y mucho entusiasmo tanto que posiblemente en el futuro si aprendemos y ponemos mucha atención a los maestros podamos aspirar a continuar estudiando ( el próximo año el secundario).
      Alejandra Gonzáles 

 

Las escuelas populares “Yo si puedo” 
 

El proyecto educativo que hoy en día son las escuelas populares “Yo si puedo” comenzó en el barrio La Juanita por fines del año 2005. En los principios era un proyecto de alfabetización con el objetivo de declarar el barrio libre de analfabetismo usando el método cubano de “Yo si puedo”. Con este método los participantes aprenden en 3-4 meses con la ayuda de clases televisados y facilitadores. El primer paso a dar para poder lograr el objetivo del proyecto era hacer un relevamiento del barrio, visitando cada casa para saber cuantas personas no habían tenido la posibilidad de aprender y escribir. De esta manera, y con carteles y otros tipos de avisos por todo el barrio, fueron invitados los primeros participantes del proyecto. Los primeros grupos de alfabetización terminaron el programa en los principios de 2006 y durante el año se fueron formando más grupos. Hasta hoy cerca de 120 personas de todas edades del barrio La Juanita han aprendido a leer y escribir con el programa “Yo si puedo”.
 


 

Con cada vez más personas alfabetizándose surgió la necesidad de un espacio para seguir estudiando. Con este motivo empezó el taller de identidad latinoamericana y cultura comunitaria, un taller que a través de la lectura y la discusión permite conocer el origen, la historia y la actualidad de este continente. 

 

En este barrio, como en tantos otros, la cantidad de personas que por varios razones no habían podido terminar su educación primaria, es aún más grande que la cantidad de personas queriendo aprender a leer y escribir.

Por esto, en principios de 2007  empezó funcionar las escuelas primarias populares. En la zona del barrio existen ya otros escuelas para adultos, sin embargo muchos los terminan abandonando.
Por eso las escuelas populares tratan de adaptarse a las necesidades de las personas y no exigir que sea al revés. Usando herramientas de la educación popular y la psicología social las escuelas populares “Yo si puedo” ofrecen una educación primaria inclusiva tomando la diversidad de los participantes en cuenta. Hoy en día las escuelas cuentan con alrededor de 50 alumnos entre 12 y 80 años.
     Las escuelas populares ya tienen alumnos que están por terminar la primaria, y el objetivo es poder ofrecerles una secundaria con las mismas características. Otro objetivo para lograr es agrandar el taller de serigrafía para los muchos jóvenes que participen en las escuelas para que ellos tengan una salida laboral con un sueldo digno que les permite seguir estudiando.  
 
 
La contraescuela:
“Caminar es un peligro y respirar es una hazaña en las grandes ciudades del mundo al revés. Quien no está preso de la necesidad está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen. El mundo al revés nos entrena para ver al prójimo como una amenaza y no como una promesa, nos reduce a la soledad y nos consuela con drogas químicas y con amigos cibernéticos. Estamos condenados a morirnos de aburrimiento, sino es que alguna bala perdida no nos abrevia la existencia. ¿Será esta libertad, la libertad de elegir entre estas desdichas amenazadas, nuestra única libertad posible? El mundo al revés nos enseña a padecer la realidad en lugar de cambiarla, a olvidar el pasado en lugar de escucharlo y a aceptar el futuro en lugar de imaginarlo: así practica el crimen, y así lo recomienda. En su escuela, escuela del crimen, son obligatorias las clases de impotencia, amnesia y resignación. Pero está visto que no hay desgracia sin gracia, ni cara que no te tenga su contracara, ni desaliento que no busque su aliento. Ni tampoco hay escuela que no encuentre su contraescuela.”
      Eduardo Galeano 

 

La educación y el trabajo 
 

Con el objetivo de generar puestos de trabajo para dar respuestas a la desocupación y poder sostener las escuelas populares “Yo si puedo” comenzamos a trabajar en el desarrollo de un taller de costura y un taller de serigrafía. Hoy en día estos talleres cuentan con 6 personas que se capacitan a su vez que se realizan diferente trabajos. El desafío con que nos encontramos hoy es poder dar continuidad a la producción tanto como a los trabajadores.

Confección y estampado de bolsas de distintos tamaños
Esto es una necesidad urgente y fundamental ya que los jóvenes en sus distintos trabajos trabajan alrededor de 12 horas con pequeños sueldos bajo condiciones inestables. A estos jóvenes les cuesta más que a otros poder estudiar. Por eso un trabajo digno de menos horas también les ayuda terminar su educación.

Reglas estampadas con serigrafía

Contemplamos el trabajo y la educación como áreas interrelacionados donde uno depende al otro. Así como las horas, las condiciones y el estabilidad del trabajo afecta las posibilidades de estudiar, la educación afecta las posibilidades de trabajo. Mejorar la calidad y transformar las situaciones de vida depende de los dos factores. Por eso lo consideramos importante ofrecer respuestas tanto al uno como el otro.
Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.
Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen. 

Para contactarnos: 

Telf.: 1540339263
             1533331740
             1532375215
e-mail: escuelapopularysp@gmail.com
 

 


( Volver al Menú )

 

 

"Un programa cubano destinado a poner fin al analfabetismo en América Latina"