Frente Internacional de Apoyo a la Cruzada Humanitaria del

 

 

Un Programa Cubano destinado a Poner Fin al Analfabetismo en el Mundo                     

 

El "Yo sí Puedo" en Bolivia

Bolivia pone en marcha una gran campaña de alfabetización

Miércoles 1 de Marzo de 2006

   El gobierno boliviano, encabezado por el presidente Evo Morales, creó el Viceministerio de Alfabetización y Educación Alternativa. El área tendrá a su cargo el desarrollo de un plan de alfabetización que se prolongará durante 30 meses.

El ministro de Educación, Félix Patzi, designó al frente del Viceministerio al ingeniero agrónomo y especialista en temas de alfabetización, Benito Ayma.

La campaña contará con el asesoramiento de veintiséis especialistas cubanos que ya están en el país para capacitar al personal boliviano en el uso del programa audiovisual "Yo sí puedo".

Este mes se pondrá en marcha un programa piloto en cada uno de los nueve departamentos de Bolivia.

A partir de julio y durante un año 33 mil voluntarios estarán a cargo de una segunda fase en la que se prevé la alfabetización de un millón doscientas mil personas.

En una tercera etapa la campaña alfabetizará a ciudadanos que por una u otra razón no fueron alcanzados en la fase principal.

La campaña será bilingüe, ya que serán alfabetizados en sus propios idiomas indígenas de más de cuarenta etnias, que también aprenderán español en caso de no hablarlo.

(PULSAR) FAP
03/02/2006


 
Un millón de bolivianos serán alfabetizados con la ayuda del Gobierno Cubano

Fuente: EFE/ Javier Aliaga
10 de febrero de 2006

El Gobierno de Bolivia, con ayuda de Cuba, iniciará en marzo un ambicioso plan en español y en cuatro lenguas nativas para erradicar el analfabetismo, que afecta en su país a más de un millón de ciudadanos.

La diversidad lingüística y étnica del país andino pondrá a prueba el programa audiovisual "Yo, sí puedo", aplicado con éxito en Haití, Venezuela, algunos estados de México y ciudades de Argentina, ha dicho su creadora, la pedagoga cubana Leonela Relys.
En Bolivia, el plan tiene como meta enseñar a leer y escribir a 1,2 millones de personas, un 13 por ciento de la actual población, de 9,4 millones de habitantes, aunque las cifras definitivas sobre la cantidad de iletrados existentes en el país aún son evaluadas.
Cuba ha comenzado a enviar los equipos de vídeo, las casetes y cartillas, y ha desplazado a 24 asesores que están organizando los 50 primeros módulos experimentales en español, que arrancarán en marzo.
Por primera vez, el desarrollo tecnológico del vídeo llegará a muchas de las distantes comunidades de Bolivia, país que posee 35 etnias originarias y donde un 62 por ciento de su población se define como indígena.
La iniciativa prevé el uso de paneles solares y baterías en los lugares donde no exista energía eléctrica e incluso pretende llegar también a las cárceles.
El ejemplo de Venezuela
Relys ha afirmado que aplicar el plan en medio de una realidad cultural tan diversa como la boliviana es "el principal desafío del programa", aunque tuvo una experiencia similar en Venezuela, que se declaró "territorio libre del analfabetismo" en octubre de 2005.
Si bien la pedagoga se considera "una aficionada extraordinaria" a la relación bilateral profesor-alumno, está convencida de que el uso de la televisión y el vídeo como maestros virtuales permitirá obtener resultados más económicos y rápidos en el aprendizaje.
El plan será gradual, comenzará en español y seguirá en aimara, quechua, guaraní y chiquitano, con profesores de esas etnias que viajarán a Cuba para entrenarse y preparar las "teleclases" en las lenguas más habladas del país y adecuarlas a la realidad boliviana.
Los indígenas "deben mostrar su cultura, pero también abrirse al mundo, y eso lo permite la televisión con imágenes y música que estimulan la intervención de más órganos de los sentidos en el aprendizaje para que sea mucho más rápido", ha explicado la pedagoga.
La "voluntad política" que muestra el presidente boliviano, Evo Morales, permitirá erradicar el analfabetismo, una "deformación social producida por la desigualdad" económica, política y cultural, ha opinado Relys.
Aprender a leer en 13 semanas
El programa "Yo, sí puedo" ha recibido en 2002 y 2003 las menciones honoríficas Rey Sejong de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
Su uso permite enseñar a leer y escribir en un período entre siete y trece semanas y ha beneficiado a cerca de dos millones de personas en América Latina.
Morales, de origen aimara y nacido en una remota comunidad rural del departamento andino de Oruro, ha impulsado la revalorización de las lenguas nativas como una meta de su gobierno.
Sus ministros de Educación, Félix Patzi, y de Exteriores, David Choquehuanca, propusieron inclusive que hablar aimara o quechua sea una condición para ser funcionario público o diplomático en Bolivia.
El coordinador boliviano del plan, el profesor aimara Germán Huanca, ha explicado que la alfabetización del millón de personas se hará en 30 semanas, con la participación de 30.000 "facilitadores" que estarán a cargo de la aplicación de los módulos.
A su juicio, el plan es una iniciativa que no tiene antecedente en la historia pedagógica de Bolivia, donde desde la década pasada se aplica una "reforma educativa" que es muy resistida por los sindicatos de maestros.
Esa reforma supuso una inversión de más de 300 millones de dólares y propugnó la implantación de la educación bilingüe, en español y una lengua india, aunque sólo se aplicó en ámbitos rurales.
Por contra, en las escuelas urbanas, salvo excepciones, los niños continúan estudiando en español y al margen de la realidad cultural de sus antecesores indígenas.

Mas Noticias desde Bolivia

 

 

 Volver a la Página Principal