Artículos de Prensa

Recibieron sus certificados diez egresadas del programa «Yo sí puedo»

En un acto realizado en la Sede Vecinal del barrio Estación, diez vecinas de la ciudad de Esquel recibieron el certificado que testimonia la finalización del programa de alfabetización «Yo si puedo», a partir del cual pudieron acceder a la lecto-escritura.


En un acto realizado en la Sede Vecinal del barrio Estación, diez vecinas de la ciudad de Esquel recibieron el certificado que testimonia la finalización del programa de alfabetización «Yo si puedo», a partir del cual pudieron acceder a la lecto-escritura.

Mónica Oliveros; Susana Amed, Eloisa Llancamil, Sara Amed, Eva Creton, Victorina Carriman, Guadalupe Almonacid, Graciela Cides, Felisa Quintulipe y Cristina Ayelef, son las vecinas que todos los días se reunían en la sede vecinal del Barrio Estación para desarrollar el Proyecto «Yo sí puedo» y, ayer, orgullosas recibieron sus certificados ante la presencia del Intendente Municipal Rafael Williams; el Secretario de Promoción Social, Oscar Cheuque; el Presidente del Honorable Concejo Deliberante, Dr. Luis Codesal; la Presidenta del barrio, Matilde Petersen; María Laura Hernández, estudiante esquelense que actualmente cursa sus estudios superiores en Cuba; vecinos e invitados especiales.

JUNTO A LA CASA DE LA AMISTAD CON CUBA

También formaron parte de tan importante momento los facilitadores Ana Rodríguez; Verónica Jara; Natalia Figueroa; Carlos Rey y Guadalupe Navarro; integrantes del Programa de Promotores Familiares, dependiente de la Secretaría de Promoción Social del municipio local, que desarrollaron el programa junto a la Casa de la Amistad con Cuba en Esquel.

Durante el acto de certificación de curso, el representante de la Casa de la Amistad con Cuba en Esquel, Luis Levillao, dio lectura a una carta enviada por el pedagogo cubano Enrique Marbot a las egresadas: "Queridas compañeras. «He sentido con gran alegría que hayan terminado esta primera etapa de estudio y que por ello se sientan mejores personas y más preparadas para los nuevos combates de la vida. Para mi habría sido una gran alegría estar con ustedes físicamente, pero no será así, por lo que siempre las llevaré en mis recuerdos y en el corazón. Ahora que ya pueden leer y escribir, no descansen ni un momento y sigan estudiando, leyendo, escribiendo y verán todo lo que van a aprender más, cada día. Desde un pequeño rincón de Cuba, las felicito de todo corazón. También a los facilitadores que día a día las ayudaron en esta labor tan linda y humana. Hasta siempre". Enrique Marbot Jiménez. IPLAC (Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño).

En el marco de la celebración, la Presidenta de la sede vecinal leyó ante los presentes un emotivo saludo de la concejal y docente Zulema Andén e integrantes del programa agradecieron a todas las personas que colaboraron en el proyecto durante su desarrollo en el barrio Estación.

UN DIPLOMA EN BLANCO

Finalmente se efectuó la entrega de diplomas consistente en una hoja, en la cual cada una deberá "empezar a escribir su futuro, porque el futuro es el lugar donde vamos a vivir el resto de nuestras vidas y debemos pensar cómo queremos que sea". Luego, los presentes brindaron y compartieron un grato momento junto a las egresadas.


Diez vecinas del Barrio Estación están en condiciones de leer y escribir e incluso de seguir estudiando

Emotiva ceremonia con mucha adhesión de la gente

La sede de la Asociación Vecinal del Barrio Estación fue el ámbito apropiado para el desarrollo de un emotivo y concurrido acto relacionado con el programa de alfabetización “Yo, sí puedo” que se implementó en esta ciudad por decisión de la gestión municipal y con el aporte de la Casa de la Amistad con Cuba que introdujo en la provincia el proyecto educativo.

El motivo fue que en la tarde de ayer recibieron sus certificados las primeras diez egresadas, vecinas del Barrio Estación que completaron el curso que les permitirá acceder a la lectoescritura presentándoseles la oportunidad también de integrarse al sistema educativo convencional.

Mónica Oliveros, Susana Amed, Eloisa Llancamil, Sara Amed, Eva Crettón, Victorina Carriman, Guadalupe Almonacid, Graciela Cides, Felisa Quintulipe, Cristina Ayelef, son las vecinas que diariamente se reunían en la sede vecinal para desarrollar el proyecto. Y que ayer fueron receptoras del homenaje.

Otros protagonistas

Los falicitadores Ana Rodríguez, Verónica Jara, Natalia Figueroa, Carlos Rey y Guadalupe Navarro, integrantes del Programa de Promotores Familiares de la Secretaría de Promoción Familiar del Municipio, fueron quienes desarrollaron el programa transformándose también en los protagonistas de la historia.

El acto

La ceremonia fue presidida por el Intendente Municipal, Rafael Williams, quien estuvo acompañado del presidente del Concejo Deliberante, Dr. Luis Codesal; Oscar Cheuque, secretario de Promoción Social; la presidenta de la Asociación Vecinal del Barrio Estación, Matilde Petersen; invitados especiales y vecinos que colmaron el ámbito de la sede vecinal.

Carlos “Bambi” Rey ofició de maestro de ceremonias destacando detalladamente a quienes sumaron colaboración para el programa y para otras actividades que se llevan a cargo en la mencionada vecinal que ayer quedaron expresadas en una exposición: Repostería, Cestería, Dibujo, Costura y Danzas Folklóricas. Al turno de las alocuciones se refirieron a tan trascendente acontecimiento Matilde Petersen, Luis Llevilao (de la Casa de la Amistad con Cuba) y otros actores como también una representante de las egresadas quien puso más emotividad al acontecimiento. A la hora de la entrega de los certificados el Intendente Rafael Williams lo hizo con la egresada de mayor edad: Victorina. El cierre fue a todo danza a cargo de alumnos del Taller de Folklore y luego los presentes fueron invitados a participar de un refrigerio.

Testimonios

“Estoy orgullosa por todas ellas”, afirmó Matilde Petersen al referirse a las egresadas. Y acotó: “Si bien esta actividad docente continuará con el programa ‘Voz Podés’ vamos a intentar con el promotor Rey iniciar otro grupo con el ´Yo, sí puedo´. Es mucho lo que se hace en nuestra Junta Vecinal pese a que algunos piensan que estamos perdiendo el tiempo”.

El Promotor Familiar, Carlos Rey reflexionó: “En lo personal tengo un montón de emociones porque apostamos a que la gente pueda ir definiendo un destino positivo. Fue un esfuerzo pero finalmente se logró que las mujeres que hoy egresan se apropiaran del programa. Nosotros alentamos y acompañamos”. Acotó: “He estado en la docencia, pero esta experiencia fue muy agradable”.

Una de las egresadas, Victorina Carriman, de 60 años de edad, dijo: “Estoy más que contenta con esta posibilidad de aprender a escribir y leer y si Dios quiere pienso seguir adelante”. Cristina Ayelef (56 años) indicó: “Nunca perdí las esperanzas de aprender a leer y a escribir y gracias a este programa pude hacerlo. Ahora quiero seguir estudiando”. Sara Elvira Amed, expresó: “Viví en el campo y no pude ir a la escuela. Cuando surgió este programa me incorporé y ahora seguiré estudiando. Quiero, a mis 36 años, poder completar el primario”.

“Desde un pequeño rincón de Cuba...”

En la oportunidad fue leído el mensaje recibido desde Cuba donde el pedagogo cubano Enrique Marbot les habló a las egresadas: “He sentido con gran alegría que hayan terminado esta primera etapa de estudio y que por ello se sientan mejores personas y más preparadas para los nuevos combates de la vida. Para mí habría sido una gran alegría estar con ustedes físicamente, pero no será así, por lo que siempre las llevaré en mi recuerdo y en mi corazón. Ahora, que ya pueden leer y escribir, no descansen ni un momento y sigan estudiando, leyendo, escribiendo y verán todo lo que van aprender más cada día. Desde un pequeño rincón de Cuba, las felicito de todo corazón. También a los facilitadores que día a día las ayudaron en esta labor tan linda y humana”.

(Volver al Menú)

"Un programa cubano destinado a poner fin al analfabetismo en América Latina"