Córdoba

En Argentina se aplicará el Yo, sí puedo para personas ciegas.

Septiembre 2, 2009

17949_2182009_cubanoComenzó a implementarse en Bell Ville el programa de alfabetización “Yo sí puedo”, con la participación inicial de 17 personas adultas, que aprenderían a leer y escribir en un plazo de tres meses mediante clases audiovisuales diarias de una hora.

Esta metodología de alfabetización llegó a esta ciudad por una iniciativa del concejal Mariano Bondone, (Todos por Bell Ville), Nacida en Cuba, el modelo cuenta con el aval de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura), y es implementada en Argentina a través del Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño (Iplac) y la Fundación Un Mundo Mejor Es Posible (Umep).

En la provincia de Córdoba ya fue aplicada en la ciudad Capital, Pilar y Alta Gracia. Tiene más de mil “egresados” y otros 500 en cursado actual.

Pero en Bell Ville se ha dado una situación inédita, ya que por primera vez incluirá a personas ciegas.

Con la iniciativa de Roberto Arias, quien padece ceguera desde hace varios años, un grupo de personas está trasladando toda la información del programa “Yo sí puedo” al sistema de lectura Braille para ciegos. Si se cumple ese objetivo se trataría de una experiencia única en el mundo.

El programa está dirigido solamente a personas mayores de 15 años, que estén fuera del sistema educativo formal.

La iniciativa tendrá características especiales en la ciudad de Bell Ville puesto que también incluirá a personas no videntes; la profesora caribeña Llópiz Díaz capacitó a los instructores locales en el programa educativo cubano “Yo si puedo” destinado a educar rápidamente y alfabetizar a personas que nunca fueron al colegio o habiendo ido abandonaron enseguida. 

Con el objetivo de alfabetizar a más de 500 adolescentes y jóvenes de la ciudad, se comenzó a implementar esta semana en Bell Ville el programa educativo cubano “Yo si puedo”.

A diferencia de lo que ocurre en otros puntos del país y de Córdoba, este programa incluirá en carácter inédito la participación de personas ciegas.

El concejal del bloque Todos por Bell Ville, Mariano Bondone, fue quien inició las gestiones ante los representantes del plan. Según explicó la intención es “ofrecer una respuesta al preocupante índice de vecinos alejados de la escolarización, tal como quedó demostrado el año pasado mediante un informe de la Dirección de Acción Social, en el que se consignaron 500 niños y jóvenes excluidos de la educación formal”.

La propuesta belvillense recibió la confirmación desde el Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño (IPLAC) y la Fundación Un Mundo Mejor Es Posible (UMEP) por lo que se decidió comenzar a implementar en Bell Ville la alternativa educativa. El programa fue lanzando con la presencia de la asesora pedagógica cubana Licenciada Adeiris Llópiz Díaz.

Con el apoyo de facilitadores locales capacitados, se dieron los primeros módulos del “Yo si puedo”. Bondone consiguió dos espacios para el dictado de las actividades, uno en calle Vélez Sarsfield 849 y el otro en Mitre 41.

La idea de los promotores de la idea es incluir en el programa de alfabetización la mayor parte de los menores que están excluidos actualmente del sistema educativo formal. Por diferentes razones, según las últimas cifras oficiales serían 500 jóvenes, entre niños y adolescentes que no asisten a las escuelas locales.

En la presentación del programa, la facilitadora María Angélica Bentatti expresó a los medios que “las cifras en el país e incluyendo a Bell Ville son escalofriantes. Por eso esperamos poder acercar esta capacitación a distintos sectores de la ciudad”.

Los organizadores destacaron que el “Yo si puedo” se ha puesto en marcha para brindar una educación a esos menores que están fuera del sistema.

Por su parte la cubana Llópiz Díaz señaló que “está en pleno funcionamiento en más de 28 países, incluso en algunos del denominado Primer Mundo como es España o Canadá”. Y agregó que “nuestro programa está diseñado para enseñar a leer y escribir a aquéllas personas que fueron alguna vez a alguna escuela y no aprendieron, o para aquellas que nunca concurrieron”.

La experiencia se inició con pocos inscriptos, pero la expectativa es sumar semana tras semanas la mayor cantidad de participantes.

Con el objetivo de hacerlo más abarcativo, la propuesta alfabética incluirá en la ciudad a los interesados que sean ciegos. De manera inédita se dictaran conceptos a no videntes, por lo que se traducirán los elementos didácticos al sistema Brayle. 


 

 


( Volver al Menú )

 

 

"Un programa cubano destinado a poner fin al analfabetismo en América Latina"